Cómo trabajamos en nuestra clínica de odontología y ortodoncia digital



Debido a la complejidad de la odontología actual y a la desaparición del dentista solitario, hemos dado un paso adelante en el modo en que tratamos los problemas dentales de los pacientes.


Antiguamente el dentista realizaba todos los pasos del tratamiento dental. Hoy en día se necesita tener un equipo de dentistas especializados, un personal auxiliar muy preparado, un director de proyectos y una gestión tecnológica para poder atender las citas de los pacientes hasta con un año de anterioridad.


Nuestra clínica ofrece numerosos servicios como son los alineadores fabricados en clínica, la endodoncia bioactiva o los implantes monofásicos colocados en una sesión. Para ello se necesita de diferentes especialistas pero bajo la supervisión de un director de proyectos. La misión del director de proyectos en nuestra clínica es plantear el caso junto con todos los especialistas para lograr la coordinación de todos los campos de la odontología que se ofrecen en la clínica digital.


Cada tratamiento dental que se inicia en nuestra clínica es muy complejo. Se necesita un protocolo de actuación para una rehabilitación bucal y no una serie de apaños deslavazados que en muchas ocasiones se realizan en muchas clínicas a pesar de que cuentan con especialistas. El problema es que en este tipo de clínicas el director de proyectos es un especialista en márquetin que solamente se preocupa por la facturación. Asimismo existe el director de proyectos que ha ejercido toda la vida como dentista solitario y piensa que trabajar con especialistas le va a solventar su problema diario. Este tipo de director de proyectos no suele tener una visión general de contexto de un tratamiento dental de un paciente. Se dedica a solucionar problemas puntuales, dejando mucha responsabilidad a los especialistas, que en la mayoría de los casos no conocen las otras ramas de la odontología.


Además, los directores de proyectos referidas anteriormente dan poca confianza a los pacientes y en muchas ocasiones desmerecen la calidad de sus especialistas y de su equipo. No quieren abandonar su cota de poder verticalizado en aras a un tratamiento horizontal entre todos los miembros del equipo, lo cual beneficiaría a los pacientes. Los pacientes se cansan de estos directores que no saben solucionar problemas de equipo.


Un buen director de proyectos se dedica a gestionar todos los tratamientos dentales desde el principio hasta el fin, incluido el mantenimiento. En nuestra clínica dental incluye también l agestión del laboratorio de fabricación de alineadores, de prótesis fija y de dentaduras completas. Conlleva mucho trabajo de digitalización realizado en la oficina. Trabajo que no es visible ya que se realiza en el ordenador, pero que es la base de la implementación digital en nuestra consulta.


Además, el director de proyectos está obligado a estar al día de los avances en todos los campos de la odontología y de innovación. Los nuevos materiales para implantes, prótesis o endodoncia, las nuevas demandas de los pacientes como el ácido hialurónico para las arrugas, el Botox para el bruxismo o la adquisición de nueva tecnología digital es obligatorio para el director de proyectos. Inversiones con sentido común y de máxima rentabilidad para el paciente y para la clínica digital.


Por último, una clínica digital con un director de proyectos de estas características debería de impartir sus conocimientos a otros profesionales del sector que posiblemente compartan el enfoque de horizontalidad dirigida, donde los diferentes eslabones refuerzan la cadena. Dejo nuestro link en versión beta de nuestros próximos webinars.




22 visualizaciones0 comentarios