El tabaco daña los dientes mas de lo que te imaginas

Actualizado: jun 14



Fumar es sexy y muy cool pero hay que pagar peaje. El problema es que las consecuencias para la salud dental no aparecen a corto plazo, salvo el mal aliento y la sequedad de boca, pero a la larga las consecuencias puede ser desastrosas.


El tabaco o lo que es lo mismo la nicotina disminuye la saliva, lo que incrementa la actividad microbiana de la boca. Se producen mas caries interdentales, pérdida de soporte óseo, decoloración de los dientes que conlleva a una pérdida de los dientes prematura.


El problema se agrava si además el paciente tiene trauma oclusal por estrés, bruxismo o alguna patología articular, que aumente la rapidez de la perdida ósea. Muchas veces el paciente no es consciente del problema y cuando acude a la consulta la solución es bastante complicada.


La solución primera es dejar de fumar cuanto antes que la boca lo agradecerá. Se recuperan los olores y sabores ya que el tabaco los enmascara. El aliento pasa a ser fresco lo que lo agradecen los que lo rodean. Una vez detenida la causa hay que buscar una buena clínica dental para realizar toda la rehabilitación de la boca.

5 vistas0 comentarios