top of page

¿Hasta qué punto se considera que los protocolos de Invisalign son un catecismo de ortodoncia?



Los protocolos de movimientos de ortodoncia de Invisalign no son exactamente iguales para todos los pacientes, pero sí tienen cierta similitud debido a la naturaleza del tratamiento.

Invisalign utiliza un enfoque de tratamiento de ortodoncia basado en alineadores transparentes y removibles que se cambian cada pocas semanas para mover gradualmente los dientes a su posición deseada. Los alineadores se fabrican en función del plan de tratamiento diseñado específicamente para cada paciente por el ortodoncista o dentista tratante.


El proceso de planificación del tratamiento implica el uso de imágenes digitales en 3D de los dientes y la mandíbula del paciente para crear un modelo virtual de la boca. Este modelo se utiliza para diseñar un plan de tratamiento detallado que incluye los movimientos de los dientes necesarios para lograr la sonrisa deseada.


Si bien los protocolos de tratamiento de Invisalign pueden tener similitudes en términos generales, el plan de tratamiento individualizado de cada paciente puede incluir movimientos de dientes únicos y personalizados para abordar sus necesidades específicas de ortodoncia. Eso debería de ser en la práctica pero no ocurre esa personalización de protocolos tan exhaustiva como cuando es el propio ortodoncista el que confecciona sus alineadores en la clínica digital.


El proceso de planificación de tratamiento de Invisalign sigue un enfoque estandarizado, por lo que cada plan de tratamiento no es único y personalizado para abordar las necesidades específicas de cada paciente, tal y como debería de ser en beneficio del paciente.


Se puede pensar que los protocolos de movimientos de ortodoncia de Invisalign son un catecismo de ortodoncia. Un catecismo es un conjunto de principios o enseñanzas religiosas que se enseñan de manera sistemática a los fieles u ortodoncistas franquicias, Los protocolos de tratamiento de Invisalign son un conjunto de pautas y directrices utilizadas por los ortodoncistas y dentistas tratantes para diseñar un plan de tratamiento que se suponen totalmente personalizados para cada paciente. Se convierten en reglas o axiomas cuando se incorporan a una IA que hace la labor del ortodoncista. A este proceso lo llaman optimización cuando el protocolo debería de ser completamente personalizado y no basado en el catecismo axiomático de las reglas universales y solo incorporen pequeñas variaciones de la llamada "optimización".


Cada plan de tratamiento debería de ser único y personalizado para abordar las necesidades específicas de cada paciente, utilizados por los profesionales de la ortodoncia para planificar y ejecutar el tratamiento. Los ortodoncistas franquicias creen que realizan un protocolo customizado pero es el técnico virtual de Invisalign quien lo diseña y lo desarrolla con los pequeños cambios que le proporciona el dentista.


Los protocolos de tratamiento de Invisalign son un conjunto de pautas y directrices utilizadas por los ortodoncistas y dentistas tratantes para diseñar un plan de tratamiento general y relativamente customizado, pero hay una biomecánica avanzada en 3D que no se ha incorporado a estos protocolos.


Es el ortodoncista que tiene que comprender la biomecánica 3D para desarrollar los propios protocolos y no basarse en los catecismos de la religión del "alienación invisible". Por este motivo, el presente de la ortodoncia no es la compañía monopolio con sus franquicias de ortodoncistas sino la fabricación de alineadores in office.






33 visualizaciones0 comentarios

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page