Qué es una bioréplica y para qué sirve



Una bioréplica es un modelo impreso en resina en 3D de una parte del cuerpo humano, ya sea un hueso o un órgano. En el campo de la odonto/estomatología se suelen usar los maxilares superior e inferior para comprobar la forma antes de intervenciones de cirugía maxilofacial, para implantes o para estudiar la articulación temporomandibular. También como modelos de ortodoncia donde se pueden ver las raíces de los dientes junto con los maxilares.


Las bioréplicas se fabrican a partir de las radiografías que producen los TAC y que se introducen en un programa especializado llamado 3D slider. Este programa convierte los diferentes cortes radiográficos en un archivo stl sólido del maxilar a imprimir. El siguiente paso es limpiar las impurezas o elementos sobrantes, tanto en el software llamado Blender como en el Meshmixer, todos ellos open source.


Una vez se tiene el modelo limpio, se introduce el archivo en la impresora y se consigue esa bioréplica que será muy útil para planificar la intervención quirúrgica. En nuestra clínica digital es muy práctica ya que se puede realizar una guía quirúrgica para labrar el nicho del implante además de controlar y conocer el acceso de las brocas dentro del hueso.


Las bioréplicas son realizadas por nosotros en todos los pasos y para todos los implantes inmediatos monofásicos que realizamos.

7 vistas0 comentarios