La digitalización ha cambiado a la ortodoncia (II)

Actualizado: hace 4 días




La digitalización ha cambiado también el día a día de la planificación de la consulta con el paciente en la ortodoncia digital. Hay que comprender que la ortodoncia digital basada en alineadores no tiene nada que ver con la antigua ortodoncia, donde el ortodoncista pegaba los brackets y confeccionaba los alambres con un tiempo de sillón determinado. Cada mes el ortodoncista veía al paciente le pegaba los brackets despegados y le confeccionaba el alambre que necesitaba en su protocolo. Esta acción la mayoría de las veces es intuitiva, casi mágica ya que el ortodoncista movía sus dientes con su pensamiento en 2D de la ortodoncia analógica. Visionaba un movimiento bidimensional y solo preveía el próximo movimiento y "a ver qué pasa".


En la ortodoncia digital cada alineador diseñado en el ordenador equivale a un alambre de la ortodoncia antigua con la salvedad que los movimientos son controlados por el software previstos por el ortodoncista. Los rangos de movimientos necesarios para que los dientes no sean afectados son ajustados por el ortodoncista en cada alineador. El control es máximo y ya no existe el "a ver qué pasa". La eventualidad ocurre por falta de colaboración del paciente, ya que se supone que la necesidad de dar espacio a los dientes la busca el ortodoncista a través del software.


Con la ortodoncia digital el paciente está mas controlado a pesar de que el número de consulta o visitas a la clínica disminuyen a la mitad. Cada alineador lleva mas control que la visita en la ortodoncia analógica, donde la misión del ortodoncista era evitar efectos secundarios en ese "a ver qué pasa" casi mágico.


El control de la visita en clínica también se ha implantado dentro de la inteligencia artificial. Ahora hay aplicaciones donde el paciente escanea su boca y la IA detecta si el alineador es correcto y ha cometido su función o necesita ser llevado mas tiempo. Sitios como Grin o Dental Monitoring ofrecen sus servicios de IA para consultas remotas y virtuales a pacientes que no desean ir al consultorio o no pueden hacerlo con asiduidad. Aunque de momento son caras, esta consulta digital se puede sustituir por fotos realizadas por el paciente y mandadas por WhatsApp a la clínica digital para realizar un diagnóstico virtual por el ortodoncista.


Va a ser muy difícil que en los próximos años las clínicas analógicas puedan evolucionar y captar mas pacientes. Sabiendo que los pacientes ya son mas bien consumidores y lo que exigen son servicios de teleodontología, alineadores casi a domicilio, diagnósticos muy completos, diseños de sonrisa virtuales y todo lo que aporta la digitalización, si estas clínicas no se adaptan desaparecerán.


Nosotros estamos totalmente digitalizados. Todos los servicios que ofrecemos son digitales, desde los alineadores, la planificación digital de implantes, los estudios de sonrisa, etc., lo que nos confiere una gran seguridad en nuestros planes de tratamiento.



5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo