Odontología digital. ¿Hardware o software?



La respuesta es obvia, ambos a ser posibles. Pero ¿Cuál es la diferencia entre un hardware y un software en odontología digital? El hardware es el soporte físico, las partes tangibles del sistema informático para llevar a cabo la odontología digital, como los ordenadores, el escáner digital, los Cone Beam o TAC, las impresoras digitales en 3D, los sistemas CAM/CAD, etc. Es decir todos los aparatos que impliquen un soporte de programas para desarrollar la odontología digital.


Los programas para la odontología digital son los softwares. A día de hoy se cuentan multitud de softwares capaces de realizar una odontología digital muy avanzada en todos los ámbitos de la dentistería. Por ejemplo, en ortodoncia está el ArchForm para realizar movimientos previsibles de ortodoncia. En prótesis el Blender y el BlueSkyBio para el encerado digital de puentes y dentaduras impresas en 3D. Para la guía quirúrgica computarizada para la colocación de implantes monofásicos existe un software open source como el 3D slicer. Todos estos programas se pueden complementar con el Meshmixer, el Photoshop para diseño de sonrisas, o el Fusion 360 para la simulación e investigación de las fuerzas de masticación. Otros programas como el Exocad, el Bellus para escáner facial, el Innova6 o el Diagnoscat para el estudio digital de las radiografías también son unas muy buenas herramientas para el dentista digital


Ahora bien, el problema es que los hardwares o soportes físicos de la odontología digital son extremadamente caros y muy difíciles de amortizar. Posiblemente no se amortizan nunca si dependen de sí mismos y no de una amortización conjunta en clínicas con mucho volumen de trabajo. En cambio, los softwares son mucho mas asequibles aunque complejos de manipular si son varios para utilizar dentro de la clínica digital.


La tesitura que se le presenta al dentista para convertirse en digital es la elección primera entre hardware o software. Si se elige el hardware esperando que la máquina haga por sí sola el trabajo digital, la inversión será muy grande y nada rentable, ya que el hardware no sirve de nada sin un conocimiento profundo del software. Para nada sirve una impresora 3D muy cara si no se conoce las posibilidades de los softwares de encerado de prótesis o de impresión de modelos para ortodoncia 3D.


Lo mas aconsejables para convertirse en dentista digital es conocer en profundidad los programas que se vayan a utilizar en la clínica digital y estar al día de las actualizaciones de los softwares. Asimismo, sería conveniente usar softwares open source o de pago por servicios, que salen mucho mas baratos y no se necesita un desembolso inicial para trabajar desde el inicio con ellos. Cada día salen programas nuevos que ofrecen mayores y mejores prestaciones. Esperemos que los hardwares vayan bajando de precio y sean mas asequibles a las consultas que comienzan su andadura en la digitalización dental

11 vistas0 comentarios