¿Pueden los dentistas fabricar prótesis con sistemas CAD/CAM en la clínica dental?

Actualizado: may 24



Desde hace muchos años existe un enfrentamiento entre dentistas y protésicos que no tiene pinte de que acabe nunca.


Los protésicos demandan la facultad de poder prescribir las prótesis dentales y su colocación en boca sin la participación del dentista. Lo han pretendido con las prótesis de contacto y también con las prótesis fijas e incluso las prótesis sobre implantes. Lo que han conseguido hasta ahora es que las prótesis dentales hechas a medida sean competencia de los protésicos dentales.


Ahora bien, con la llegada de los sistemas CAD/CAM y la impresión 3D las cosas han cambiado pero no la eterna exigencia de los protésicos a trabajar en la boca del paciente. Según el colegio de protésicos dentales los dentistas no pueden hacer uso de esta maquinaria ya que es competencia exclusiva de ellos, con lo cual se presentó una demanda contra un centro dental que utiliza el CAD/CAM para sus pacientes.


El resultado ha sido que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios avala la utilización de los sistemas CAD/CAM en las clínicas dentales. Además hay una sentencia favorable del Tribunal de Justicia Superior de Madrid en junio del 2018 al centro dental que permitía el uso de estos sistemas sin la administración de un laboratorio de prótesis dental.


El Consejo Europeo de Dentistas avaló el uso de sistemas de CAD/CAM en la clínica en base al Reglamento Europeo de Productos Sanitarios del 2017. La respuesta del colegio de dentistas estuvo basado en la disposición adicional duodécima del Real Decreto Legislativo 1/2015, de 24 de julio La colocación o entrega de productos sanitarios a medida por un facultativo, en el ejercicio de sus atribuciones profesionales, no tendrá la consideración de dispensación, comercialización, venta, distribución, suministro o puesta en el mercado de los mismos, a los efectos de los artículos 4.1 y 111. Concluyen que el dentista no revende ningún tipo de prótesis a medida sino su puesta en servicio, algo que deja muy claro el Reglamento Europeo de Productos Sanitarios de mayo de 2017 que en su artículo 5.4 establece que Los productos fabricados y utilizados en centros sanitarios se considerarán que han sido puestos en servicio.


¿Qué quiere decir poner en servicio? Pues que el dentista cobra cuando coloca una prótesis con este tipo de sistemas sus honorarios son por el servicio realizado al paciente y no por vender un producto sanitario. El dentista no es un vendedor de artículos sanitarios como puede ser una tienda de ortopedia o una óptica sino un dador de servicios.


Matizar que el día 21 de mayo expira la moratoria del Reglamento Europeo de Productos Sanitarios, lo que implica que ya es un hecho que el dentista puede ofrecer y poner en servicio los sistemas de CAD/CAM e impresión en 3D. Con el tema de los alineadores el que sale ganado es el paciente ya que lo que pagará el paciente será directamente los servicios del dentista que fabrica los alineadores en clínica

31 vistas0 comentarios