La verdad sobre las carillas dentales



Actualmente las carillas dentales es uno de los tratamientos que mas se realizan en estética dental. Existe una gran demanda de diseño de sonrisas como se llama a este tipo de tratamiento. Se realiza cuando el paciente quiere una solución rápida a su sonrisa, sea por dientes apiñados, por separación de dientes, dientes pequeños, por fracturas o colores del diente oscurecidos.


Si bien la propaganda publicitaria lo vende como un tratamiento mínimamente invasivo y con un alto grado de solución estética, no explican bien los problemas que pueden suceder de una mala planificación de la sonrisa.


Primeramente para que unas carillas no den problemas al paciente el dentista tiene que reducir la capa del esmalte vestibular dental entre un 0,3 y 0,5 mm de espesor. De esta forma la carilla no quedará tan protuberante, lo que puede llevar al paciente a rechazarla sino que también la carilla se acoplará por debajo del surco gingival sin que se note ningún tipo de escalón. Para ello el paciente tiene que tener las encías completamente sanas, ya que de lo contrario tendrá problemas periodontales que afectarán a la estética y la salud dental.


Las carillas no son una opción para corregir los apiñamientos dentales, ya que es muy difícil conseguir un espacio para que no tengan ningún tipo de escalón en el periodonto y no acumulen placa bacteriana. El tratamiento de elección para este tipo de casos siempre es un tratamiento con alineadores a cualquier edad, ya que corregirá esos apiñamientos y se podrán poner las carillas con un periodonto mucho mas fácil de limpiar y mantener.


Sobre el tipo de material las que mejor aguantan el tipo son las de zirconio o silicato de litio. Las carillas de composite son mas fáciles de fabricar y pegar, son muy estéticas, mucho mejor de precio pero mucho mas perecederas.


En caso de que un paciente se decante por un tratamiento de carillas debe de exigir a su dentista un estudio digital de la sonrisa donde se incluyan una simulación además de una maqueta de sus dientes en resina para probar sobre modelo o incluso en boca para ver el efecto aunque no se hayan limado los dientes. Es muy deprimente para el paciente no sepa cómo va a quedar su sonrisa ni el tamaño de sus dientes por ir a la aventura, ya que sin planificación difícilmente se podrá ofrecer un buen servicio.






11 visualizaciones0 comentarios