top of page

¿Qué podemos decir sobre la relación céntrica?



La relación céntrica es un término utilizado en odontología para describir la posición de la mandíbula en relación a la maxila cuando los dientes posteriores están en contacto máximo. Es una posición mandibular que se considera la más reproducible y estable para la colocación de prótesis dentales o restauraciones dentales.

La relación céntrica se caracteriza por la posición de la mandíbula en la cual los cóndilos mandibulares están en su posición más anterior y superior en la cavidad glenoidea del hueso temporal, mientras que los dientes posteriores están en contacto máximo. Esta posición se alcanza cuando el paciente cierra su mandíbula de manera suave y con los músculos masticatorios relajados.

La relación céntrica se utiliza en la planificación y colocación de prótesis dentales, ya que permite una mejor distribución de las fuerzas masticatorias y una mayor estabilidad de las prótesis. Además, puede ser útil en la prevención de trastornos de la articulación temporomandibular y la reducción de la tensión en los músculos masticatorios.

Es importante destacar que la relación céntrica debe ser determinada de manera precisa y reproducible en cada paciente individualmente, ya que la variabilidad en la posición de los cóndilos mandibulares puede influir en la posición de la mandíbula en relación a la maxila. Por lo tanto, la relación céntrica debe ser evaluada cuidadosamente por un odontólogo experimentado para garantizar la precisión y la estabilidad en la colocación de prótesis dentales y restauraciones. Existe cierta controversia con respecto al concepto de relación céntrica en la oclusión dental. Algunos profesionales de la odontología cuestionan su validez y relevancia clínica, mientras que otros lo consideran un aspecto fundamental en la planificación y colocación de prótesis dentales y restauraciones.

Uno de los argumentos en contra de la relación céntrica es que su determinación precisa puede ser difícil y requiere habilidades y técnicas especializadas. Además, se cree que la posición de los cóndilos mandibulares puede variar significativamente entre pacientes y que la relación céntrica puede no ser la misma en todas las situaciones clínicas.

Por otro lado, los defensores de la relación céntrica argumentan que, cuando se determina correctamente, es una posición mandibular reproducible y estable que puede ayudar a reducir la tensión muscular y prevenir trastornos de la articulación temporomandibular. También se ha demostrado que la relación céntrica puede mejorar la estabilidad y la durabilidad de las prótesis dentales y restauraciones.

Aunque existe controversia con respecto al concepto de relación céntrica en la oclusión dental, muchos profesionales de la odontología continúan considerándolo un aspecto importante en la planificación y colocación de prótesis dentales y restauraciones, y su determinación cuidadosa puede ayudar a lograr resultados clínicos exitosos. Algunos de los argumentos en contra de la relación céntrica son los siguientes:

  1. Falta de evidencia científica sólida: Existe una falta de evidencia científica sólida que respalde la importancia clínica de la relación céntrica en la oclusión dental. Algunos estudios han encontrado que la relación céntrica puede no ser una posición mandibular estable y reproducible en todos los pacientes.

  2. Dificultad en la determinación precisa: La determinación precisa de la relación céntrica puede ser difícil y requiere habilidades y técnicas especializadas, lo que puede llevar a errores y variabilidad en su determinación.

  3. Variabilidad en la posición de los cóndilos mandibulares: La posición de los cóndilos mandibulares puede variar significativamente entre pacientes, lo que puede hacer que la relación céntrica no sea la misma en todas las situaciones clínicas.

  4. Falta de consenso entre los profesionales: Existe falta de consenso entre los profesionales de la odontología con respecto a la importancia clínica de la relación céntrica. Algunos lo consideran fundamental, mientras que otros lo ven como un aspecto secundario o incluso irrelevante en la planificación y colocación de prótesis dentales y restauraciones.

  5. Limitaciones en la aplicación clínica: La relación céntrica puede tener limitaciones en su aplicación clínica, ya que puede no ser útil en pacientes con trastornos de la articulación temporomandibular o en aquellos con patologías orales que afecten la posición de los dientes y las mandíbulas.

Es importante tener en cuenta que estos argumentos en contra de la relación céntrica no necesariamente invalidan su uso clínico, pero sí deben ser considerados y evaluados cuidadosamente por los profesionales de la odontología en la planificación y colocación de prótesis dentales y restauraciones. La relación céntrica puede ser importante para la planificación de tratamientos de ortodoncia en ciertas situaciones clínicas. En particular, puede ser relevante en el manejo de pacientes con maloclusiones dentarias y trastornos de la articulación temporomandibular (ATM). En estos pacientes, la determinación cuidadosa de la relación céntrica puede ayudar a establecer una posición mandibular estable y reproducible, lo que puede reducir la tensión muscular y mejorar la función de la ATM. Además, la relación céntrica puede ser útil para la colocación de brackets y alineadores, ya que puede ayudar a lograr una oclusión adecuada y prevenir la interferencia prematura de los dientes durante el tratamiento.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la relación céntrica no es la única consideración en la planificación de tratamientos de ortodoncia y debe ser evaluada cuidadosamente junto con otros factores clínicos, como la estética facial, la oclusión dental y la salud oral en general. Además, en algunos casos clínicos, la relación céntrica puede no ser relevante o incluso contraproducente para el manejo de la maloclusión, por lo que su determinación y aplicación deben ser individualizadas para cada paciente.


112 visualizaciones0 comentarios
Publicar: Blog2_Post
bottom of page